• Home
  • UPL pedirá al Gobierno el retorno del Calvario de Juan de Juni y el claustro de la Catedral Vieja de Salamanca

UPL pedirá al Gobierno el retorno del Calvario de Juan de Juni y el claustro de la Catedral Vieja de Salamanca

7 noviembre, 2019 UPL-Salamanca 0 Comments

Desde Unión del Pueblo Leonés (UPL) hemos puesto el punto de mira en que buena parte de los bienes culturales salmantinos ubicados en otras provincias retornen a tierras salmantinas, por lo que solicitaremos la implicación del Gobierno de España para alcanzar este objetivo.

En este sentido, solicitaremos al Gobierno que devuelva a Ciudad Rodrigo el grupo escultórico “El Calvario”, obra del artista Juan de Juni, considerando que al ubicarse en el Museo Nacional de Escultura, en Valladolid, dependiente del Ministerio de Cultura, es perfectamente factible que sea devuelto a Ciudad Rodrigo, ya que sería simple voluntad del Gobierno que así fuese.

Por ello, desde UPL pediremos el retorno a tierras mirobrigenses de dicho grupo escultórico con vocación de permanencia, al considerar un agravio que permanezca en Valladolid, recordando que se ubicaba en Ciudad Rodrigo hasta finales de 1997, cuando se trasladó a Valladolid con la excusa de su restauración, prometiendo ser devuelto posteriormente, pero no regresó hasta 2006, y de manera temporal para una exposición, a cuya finalización fue trasladado de nuevo a Valladolid.

Asimismo, tras haber salido a la luz a inicios del presente año un estudio de la USAL que corroboraba, mediante múltiples evidencias, que el claustro románico ubicado desde hace más de medio siglo en una finca privada de Palamós (Girona) es de origen salmantino, y cuyas medidas y características coincidirían con el desaparecido claustro de la Catedral Vieja de Salamanca, desde Unión del Pueblo Leonés (UPL) hemos decidido exigir al Gobierno de España que realice las gestiones necesarias para que dicho bien monumental sea devuelto a Salamanca.

En este sentido, consideramos que, pese a la titularidad privada del claustro y el hecho de que el ayuntamiento de Palamós lo haya registrado como bien de interés cultural local, habría posibilidades de su devolución a Salamanca, por lo que instaremos al Gobierno a que haga las gestiones necesarias para su vuelta a Salamanca.

Y es que, se ha de tener en cuenta que la Catedral Vieja de Salamanca, a la que pertenecía dicho claustro, fue declarada Monumento Nacional en junio de 1887, y pudiendo considerarse su claustro, aunque desmontado entonces, parte inalienable de la misma de la que estaría prohibida su venta por dicha declaración, desde un punto de vista jurídico podría llegar a considerarse nula su venta realizada en el siglo XX, al formar parte dicho claustro de un Monumento Nacional.

De este modo, recordamos que hay precedentes legales en casos similares como el del monasterio aragonés de Sijena, en el que mediante sentencia judicial se consideró ilegal la venta de parte de su patrimonio, al estar catalogado como Monumento Nacional de manera previa, sentencia que obligó a la devolución del mismo al monasterio.

Por ello, desde UPL consideramos que, si bien en el caso del claustro de la Catedral Vieja se estaría hablando de un monumento entonces desmontado en otras dependencias de la diócesis salmantina, no por ello dejaría de ser parte del patrimonio de la Catedral Vieja, cuyo patrimonio estaría legalmente protegido desde 1887, sin que por ello pudiese desgajarse parte del mismo, al ser un conjunto unitario, indivisible y legalmente protegido.

De esta manera, ante las dudas sobre su origen planteadas desde Cataluña, posiblemente para evitar una petición de devolución, los últimos y concienzudos análisis tanto de tipo histórico-artístico como mineralográficos dejan claro que el mencionado claustro tiene su origen en Salamanca, siendo sus dimensiones coincidentes con las del antiguo claustro de la Catedral Vieja de Salamanca, hecho que han corroborado en un trabajo conjunto una docena de  historiadores del arte, arquitectos y geólogos.

Finalmente, desde Unión del Pueblo Leonés (UPL) solicitaremos al Gobierno que, todos aquellos bienes culturales de origen salmantino propiedad del Estado que no se hallen musealizados, siendo susceptibles de ello, sean trasladados a la provincia de Salamanca para su musealización y puesta en valor, contribuyendo con ello tanto a aumentar la oferta cultural de Salamanca y de la Región Leonesa, como a dar visibilidad a dichos bienes.