• Home
  • UPL pide a la Junta que ubique en Béjar una línea de fabricación de mascarillas como la que ha situado en Segovia

UPL pide a la Junta que ubique en Béjar una línea de fabricación de mascarillas como la que ha situado en Segovia

Hace unos días, la Junta de Castilla y León hizo pública la adquisición de una máquina para la confección de mascarillas por parte de la administración autonómica, que la propia Junta ha ubicado en la fábrica Drylock de Segovia, la cual ha contratado a 18 trabajadores para operar de forma exclusiva en la línea de fabricación de mascarillas destinadas a la Junta.

Este hecho nos ha resultado desconcertante a Unión del Pueblo Leonés (UPL), pues consideramos que la primera opción para ubicar dicha línea de fabricación de mascarillas debería haber sido la ciudad de Béjar, y por ello, hemos registrado una serie de preguntas en las Cortes autonómicas pidiendo explicaciones al respecto, instando a la Junta a instalar en Béjar una línea de fabricación de mascarillas como la segoviana, pidiendo también que la Junta desarrolle el Plan de Reindustrialización aprobado hace año y medio para la ciudad.

Así, los leonesistas lamentamos que la Junta no haya llegado a explicar por qué decidió firmar un acuerdo con dicha empresa con fábrica en la provincia de Segovia, en vez de, por ejemplo, con la empresa que lleva semanas confeccionando de manera privada mascarillas en la ciudad de Béjar, o con otra empresa del ámbito textil de esta ciudad del sureste salmantino.

Ante este hecho, recordamos al gobierno autonómico que si ha habido una localidad textil por excelencia dentro del territorio que conforma actualmente la comunidad autónoma, ésa ha sido la ciudad de Béjar, que hasta hace apenas tres décadas destacaba no sólo por ser el principal foco textil de Salamanca y de la Región Leonesa, sino también como uno de los principales de toda España, junto a Cataluña.

Asimismo, hemos trasladado en nuestras preguntas un análisis de la situación actual de Béjar, que languidece tras haber sufrido el desmantelamiento de la mayor parte de su industria textil, hecho favorecido además por la traba ‘extra’ que supuso, de cara a exportar sus mercancías, el cierre del ferrocarril Ruta de la Plata, ante el cual la Junta de Castilla y León no realizó ninguna acción, al contrario de la Junta de Extremadura, que sí negoció con Renfe mantener abierta la línea hasta Plasencia, dejando abierta la posibilidad de hacer lo propio hasta la frontera con la provincia de Salamanca si la Junta de Castilla y León llegaba a un acuerdo con la entidad ferroviaria para mantener abierto el tramo de Salamanca, Zamora y León, el cual no llegó por la falta de interés de la Junta de Castilla y León del momento.

Y es que el desmantelamiento industrial de Béjar ha desembocado en que esta ciudad, que rozaba los 18.000 habitantes al crearse la comunidad autónoma de Castilla y León, registrase en el último padrón definitivo del INE, el de 2019, apenas 12.739 habitantes. Es decir, Béjar ha perdido en periodo autonómico 1 de cada 3 habitantes, y sigue esperando que se desarrolle de una vez el Plan de Reindustrialización aprobado por la Junta para la ciudad en la pasada legislatura, y que más allá de diversos titulares en prensa en los dos últimos años aún no se ha concretado en la creación de empleo asociado al mismo, pues la Junta sigue sin desarrollarlo, mientras Béjar perdió, solo entre 2018 y 2019, cerca del 2% de su población, viendo bajar su censo en 222 habitantes en apenas un año.

En relación con ello, la falta de oportunidades laborales ha tenido y sigue teniendo como consecuencia la emigración de miles de bejaranos, y es un hecho que, si atendemos a las estadísticas, la ciudad de Béjar se está vaciando de jóvenes, viéndose gravemente comprometido el propio futuro del que fuera uno de los principales focos industriales de la Región Leonesa, que en 2019 según datos del INE poseía un 10’7% de tasa de juventud (población menor de 15 años sobre el total de habitantes), frente al 29’5% que poseía de tasa de vejez (población mayor de 65 años sobre el total de habitantes).

Ante estos hechos, desde Unión del Pueblo Leonés señalamos la necesidad de impulsar económicamente a Béjar, ya que conviene no perder de vista que Béjar posee la mayor tasa de paro de toda la comunidad autónoma en municipios superiores a 10.000 habitantes, situándose dicha tasa en el 22’64% según datos de marzo de 2020, hecho al que urge poner solución si se quiere atajar el empobrecimiento, decadencia y emigración que está sufriendo Béjar en las últimas décadas.

Por todo ello, desde UPL consideramos que ante una situación como la actual, en que la Junta ha adquirido una máquina para la fabricación de mascarillas, la primera opción debería haber sido, y debe ser, situar la producción de la misma en la ciudad de Béjar, dada su tradición textil y la difícil coyuntura en que se halla y que urge revertir cuanto antes.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información en    Política de cookies