• Home
  • Entrevista de Salamanca Al Día al candidato de UPL a la alcaldía de Salamanca

Entrevista de Salamanca Al Día al candidato de UPL a la alcaldía de Salamanca

“La defensa de lo que convenga a Salamanca es lo primero para quienes integramos la candidatura de UPL”

Ver cómo año tras año Salamanca “sigue abandonada a su suerte” le ha llevado a presentarse como candidato a la Alcaldía para aportar trabajo y “una voz libre” para defender los intereses de la ciudad

Carlos Javier Salgado, candidato de Unión del Pueblo Leonés al Ayuntamiento de Salamanca. Foto de Ángel Merino

Unión del Pueblo Leonés presenta lista electoral para los próximos comicios municipales encabezada por Carlos Javier Salgado como candidato a la Alcaldía. Es doctor en Ciencia Política y asegura que su partido, que defiende la región leonesa, formada por las provincias de León, Zamora y Salamanca, aportará al gobierno del Ayuntamiento “una voz libre, que no depende de lo que dicten los jefes de Valladolid”.

¿Qué le ha llevado a presentarse como candidato a la Alcaldía por UPL Salamanca?

Lo que me ha llevado a dar el paso es ver cómo año tras año Salamanca sigue abandonada a su suerte, sin que nadie defienda sus intereses, y que por este motivo sigamos perdiendo población cada año, con nuestros jóvenes teniendo que irse fuera a trabajar por falta de oportunidades, con el drama que eso supone tanto para nuestras familias como para nuestra ciudad y provincia.

¿Qué puede aportar Unión del Pueblo Leonés al Ayuntamiento de la capital?

UPL aporta una voz libre, que al contrario del resto de partidos, no depende de lo que dicten los jefes de Valladolid, sino que podemos y vamos a defender los intereses de Salamanca, sin importarnos lo que nos digan desde fuera. En este sentido, los Estatutos de UPL recogen que debemos defender los intereses de Salamanca y la Región Leonesa, y así lo vamos a hacer, sin importarnos qué o quién esté enfrente. La defensa de lo que convenga a Salamanca es lo primero para quienes integramos la candidatura de UPL-Salamanca.

¿Qué destacaría del equipo con el que concurre a las elecciones municipales?

Destacaría que es todo corazón, de amor desinteresado por Salamanca, con muchas ganas de trabajar y sacar del pozo a nuestra tierra, y lleno de ilusión por situar a Salamanca lo más arriba posible.

¿Cuál es el principal problema de la ciudad?

El principal problema es la falta de industria, porque de él se derivan muchos otros. En este sentido, la despoblación emana de esa falta de tejido industrial, pues tiene como consecuencia la marcha de los jóvenes al exterior por falta de oportunidades laborales. Asimismo, este hecho conlleva a su vez una tasa de actividad especialmente baja, un mayor envejecimiento, una renta per cápita muy inferior a la media autonómica, una mayor precariedad en la contratación que dificulta desarrollar un proyecto vital (de ahí nuestras pírricas tasas en número de nacimientos), unos peores índices de crecimiento vegetativo, etc.

¿Y las líneas maestras de su programa electoral?

Quizá el principal punto que nos defina es que queremos una Salamanca más luchadora por sus intereses en el trato con otras instituciones, que a su vez esté más abierta a la provincia, tanto en lo cultural, como de cara a crear corredores económicos y proyectos que beneficien a la capital y las comarcas. Asimismo, consideramos que desde el Ayuntamiento hemos de tener una mayor implicación con los barrios, acercando los servicios a los mismos y ampliando y mejorando las instalaciones municipales en ellos. Del mismo modo, mejoraremos y ampliaremos nuestras zonas verdes y nuestra red de carril bici, y pondremos en valor la parte del patrimonio salmantino que está en cierto modo olvidado (románico, modernismo, pasado vetón, etc.). Por último, como administración nos trazamos como objetivo conseguir que el ayuntamiento no se endeude, siendo lo más ágil y transparente posible, dando unos mejores servicios públicos, y crear un plan de vivienda que facilite una mayor y mejor oferta de VPO, haciendo asequible la vivienda en Salamanca especialmente para las familias jóvenes, evitando con ello que tengan que buscar en los municipios del alfoz una vivienda en buenas condiciones económicas.

Sus propuestas en infraestructuras…

Solicitaremos que se acometa toda la circunvalación de la ciudad, ya que actualmente por la zona oriental no hay una conexión entre la A-62 y la A-50, y eso acaba conllevando el incremento de tráfico innecesario por algunas zonas de la ciudad. Asimismo, seguiremos exigiendo que se acometa el arreglo estructural del tramo de la A-62 entre Salamanca y Tordesillas. En materia ferroviaria, solicitaremos al Estado la electrificación de la línea Salamanca-Ávila, y pediremos un estudio para la reapertura de la Vía de la Plata (en que se actualice la antigua línea para amoldar el trazado en los sectores no aprovechables) para la posterior puesta en marcha electrificada de dicha vía férrea, que nos permita contar con un tren moderno que nos conecte a norte y sur. Por otra parte, exigiremos mejores conexiones con Oporto, de forma que podamos abrir un corredor económico en condiciones con la segunda ciudad de Portugal, que nos permita un mayor intercambio comercial con el país vecino.

En economía y empleo.

Creo que debemos facilitar la implantación de industria en la ciudad, mediante incentivos que permitan el asentamiento de nuevas empresas, y favorecer la continuidad de las que ya están radicadas en el municipio. En este sentido, diversificar nuestra economía es una cuestión básica, ya que no podemos basar nuestro futuro en que solo se pueda ser o camarero, o comercial o funcionario en la ciudad. Debe haber mucha más oferta laboral, y que las condiciones del empleo en Salamanca sean más estables, para que nuestros paisanos puedan desarrollar su proyecto de vida. Para concretar más, consideramos que debemos establecer un canal permanente de colaboración entre Ayuntamiento, USAL, UPSA y los municipios del alfoz, para desarrollar proyectos que favorezcan nuevas inversiones, especialmente en I+D+I, y establecer programas de los que se beneficien directamente los salmantinos titulados tanto universitarios como de FP. Asimismo, desde el Ayuntamiento crearemos una línea especial de financiación para quienes quieran iniciar proyectos empresariales en Salamanca, garantizaremos unos precios asequibles para el suelo industrial en el municipio, y reconduciremos los impuestos municipales a las empresas hacia un sistema en el que la contratación a jornada completa de forma indefinida suponga una reducción de impuestos, beneficiándose más quienes más empleo de calidad creen o posean. Asimismo, para las nuevas empresas realizaremos una serie de exenciones tributarias para los primeros años de su actividad, tanto en el pago municipal del IAE (Impuesto de Actividades Económicas) como del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles).

Sanidad y política social.

Desde UPL creemos en la sanidad pública, y consideramos que debe potenciarse la misma, que ha sido maltratada en los últimos años. En este sentido, hemos visto cómo ha habido recortes de personal, derivaciones a hospitales privados mientras se tenían cerradas plantas del hospital, privatizaciones parciales en algunos servicios hospitalarios… En definitiva, se está degradando conscientemente desde la Junta nuestra sanidad desde hace años, y esto debe acabar. Hemos de recuperar la mejor versión de nuestra sanidad pública, y se debe finalizar de una vez el nuevo hospital, cuyas obras están tardando más que las del Escorial. Por otro lado, exigiremos nuevos centros de salud que creemos necesarios en nuestros barrios. En este sentido, desde UPL logramos que se aprobase una enmienda nuestra para incluir en los Presupuestos autonómicas una partida para crear el centro de salud del Zurguén, aunque desgraciadamente la Junta no ha querido ejecutar la partida que daría inicio al mismo. Por ello, y dado que los presupuestos se hallan prorrogados, exigiremos que se ejecute de una vez la partida, y llevaremos a Cortes el desdoblamiento del centro de salud de La Alamedilla para crear uno en Puente Ladrillo que dé servicio a este barrio y descongestione el centro de La Alamedilla. En cuanto a la política social, consideramos que desde el Ayuntamiento hemos de ser especialmente sensibles con quienes tienen una situación más delicada, y por ello, facilitar servicios y la mejora de sus condiciones vitales a las personas en riesgo de exclusión social por motivos económicos o de otro tipo, dar una mayor y mejor cobertura a las mujeres que hayan sufrido o estén sufriendo violencia de género, para que puedan rehacer su vida al margen de esa lacra, crear las condiciones para que pueda asegurarse el derecho a la vivienda para aquellas personas que han sido desahuciadas y no puedan asumir un alquiler,…

Educación, cultura y turismo.

En materia educativa hemos de trabajar más y mejor con los responsables de los colegios, institutos y universidades de nuestra ciudad, de cara a desarrollar tanto planes que permitan una salida laboral posterior a la fase educativa, como programas que permitan a nuestros alumnos tomar mayor conciencia en ámbitos como el medio ambiente, el reciclaje, la seguridad vial, los primeros auxilios,… pero también programas que pongan en valor la cultura, historia y patrimonio que tenemos en Salamanca, de modo que valoren más si cabe lo que es esta ciudad y provincia. Relacionado con este punto, queremos impulsar el folclore, cultura y tradiciones salmantinas, y por ello queremos crear una Escuela Municipal de Folclore que facilite el aprendizaje y relevo generacional en el mismo. Asimismo, queremos crear nuevos espacios culturales para que los ciudadanos y las asociaciones puedan desarrollar más actividades, especialmente en la zona centro, donde la Casa de las Conchas se encuentra demasiado saturada y habría que ofrecer nuevas instalaciones (por qué no hacerlo en patrimonio abandonado como el palacio de Carvajal o el colegio de Pan y Carbón) en el que se diese también esa cobertura cultural, descongestionando espacios públicos como las Conchas. Finalmente, en materia turística queremos poner en valor el patrimonio más olvidado de la ciudad y crear nuevas rutas turísticas asociadas al mismo, así como otras que conecten más y mejor a la ciudad con el patrimonio natural y monumental que atesora la provincia.

Campo y medio rural.

En esta cuestión, cabe señalar que Salamanca es una provincia eminentemente rural, agrícola y ganadera, y como tal desde el Ayuntamiento hemos de favorecer todo aquello relacionado con el campo y el medio rural de la provincia. No podemos dar la espalda a la provincia, debemos abrirnos a ella y abrazarla, pues en la supervivencia de nuestras comarcas y medio rural se juega también la propia supervivencia de la ciudad de Salamanca. En este sentido, en UPL queremos impulsar desde el Ayuntamiento programas para fomentar el consumo de productos salmantinos y la puesta en valor de los mismos, dado que su consumo repercute en beneficio de los paisanos de nuestra provincia y, por tanto, en el futuro de nuestras comarcas. Así, consideramos que Salamanca debe actuar como punta de lanza en la defensa de la provincia.

Medio ambiente.

Como apunté anteriormente, tenemos intención de ampliar las zonas verdes de la ciudad y el carril bici. Asimismo, plantaremos más arbolado en la ciudad, dotaremos de más espacios con flores a la misma, y llevaremos a cabo campañas de concienciación para fomentar el reciclaje y el respeto al medio ambiente.

UPL sí cuenta con representación en las Cortes, ¿qué iniciativas parlamentarias han llevado a cabo desde UPL-Salamanca en esta legislatura?

En total han sido cerca de 80 las iniciativas para la provincia de Salamanca que hemos presentado desde UPL en Cortes en esta legislatura. Por mencionar algunas más centradas en la ciudad, quizá destacaría la petición que hicimos a la Junta de que paralizase el proyecto en el que participa para desviar agua del sector salmantino del Tormes hacia el sur de Valladolid, la solicitud que hicimos de que se crease una Unidad de Reproducción Asistida en el Complejo Hospitalario de Salamanca (ya que consideramos que actualmente hay demanda suficiente para crearla, sin tener que derivar a los pacientes salmantinos a Valladolid para esta cuestión), o la petición de que se eliminase del Estatuto la frase que pone en duda que la USAL sea la universidad más antigua de la autonomía (dado que el Estatuto señala que Salamanca y Valladolid rivalizan en este honor, cuando la USAL en realidad es tres décadas anterior), aunque desgraciadamente dichas peticiones han sido denegadas por la Junta. Por otro lado,  las iniciativas que hemos trasladado en materia sanitaria me parecen muy importantes. En este sentido, solicitamos la construcción de un centro de salud en el Zurguén, denunciamos ciertas deficiencias en el hospital que pedimos se subsanasen, y ya para la provincia, pedimos una ambulancia de UVI móvil para la zona de Vitigudino, conseguimos mayor material sanitario para el centro de especialidades de Ciudad Rodrigo (el cual a su vez solicitamos fuese ampliado y reconvertido en hospital comarcal), denunciamos las ausencias prolongadas de atención médica en diversos consultorios de la provincia,… A ellas se sumarían muchas más, como la petición de la autovía a Alba, la restauración de diversos monumentos de la ciudad y la provincia, la puesta en valor de las denominaciones de origen y marcas de calidad salmantinas, la realización de tratamientos silvícolas que prevengan incendios,… Y a ellas habría que añadir las que pudimos tramitar a través del Senado, como las peticiones de reforma estructural de la A-62 (entre Salamanca y Tordesillas) y la A-66 (entre Guijuelo y Sorihuela), la electrificación de la línea férrea Salamanca-Ávila, la creación del puente de Masueco, la reapertura de la Vía de la Plata, la creación de un acceso directo entre la A-62 y la SA-322… Desgraciadamente, casi todas ellas han caído en saco roto, ya que tanto PP en las Cortes como PP, PSOE y C’s en el Senado se han encargado de rechazar estas iniciativas que en ocasiones se tramitaron como enmiendas a los Presupuestos. Aún así, consideramos muy positivo que, en Cortes, mediante la negociación de enmiendas, hayamos logrado casi 600.000 euros ‘extra’ para la provincia en esta legislatura, lo que creo es una buena muestra de que UPL es un partido útil para Salamanca, y que podríamos serlo más aún con más representación y, por ende, con más capacidad de presión.

¿Existe entre los salmantinos ese sentimiento territorial que presenta su partido?

Existe en una parte de los salmantinos, aunque evidentemente no todos nuestros paisanos tienen la misma sensibilidad en este ámbito. También hay que tener en cuenta que la Junta y el resto de instituciones llevan 36 años encargándose de tapar todo aquello que muestre la rica historia y cultura del Reino de León. No está de más señalar que cada año la Junta destina un millón de euros a la Fundación Villalar-Castilla y León, cuyo objetivo principal, según sus Estatutos, es crear conciencia regional castellano-leonesa, es decir, adoctrinar a la población para construir una identidad que hasta la creación de la autonomía en 1983, era inexistente porque León y Castilla éramos dos regiones oficialmente distintas.

¿Cuáles serían las ventajas de la creación de una Comunidad Autónoma propia para la Región Leonesa?

Creo que habría que señalar dos hechos cruciales en este asunto: la gestión de los recursos propios y el reparto del funcionariado. Respecto al primer punto, pondré un ejemplo. Supongamos que León y Castilla son dos vecinos que viven puerta con puerta, que pagan las cuotas de una comunidad de vecinos llamada España, pero que al contrario del resto de vecinos del portal (Extremadura, Aragón, Andalucía,…), en el caso de León su salario se lo gestiona Castilla y es éste quien decide qué parte del salario le da, y cuál se queda. Con ello quiero decir que me parece más lógico que la Región Leonesa gestione sus propios recursos, y no esté a expensas de lo que quieran darle o quitarle desde el eje castellano Valladolid-Burgos. Por otro lado, he de indicar que hay un desfase entre los funcionarios autonómicos que pagamos y los que tenemos en Salamanca, Zamora y León, y que supone que, aparte de los que se encuentran en la Región Leonesa, estamos pagando a mayores cerca de 5.000 funcionarios que nos corresponderían por población y que, sin embargo, trabajan en la parte castellana de la autonomía. Si tenemos en cuenta que esos funcionarios generalmente tienen familias y crean economía a su alrededor (compran el pan, van al dentista, consumen en los bares, etc.) podemos hacernos una idea de la pérdida de dinero y tejido económico que nos está suponiendo este hecho a Salamanca, Zamora y León cada año.

Por otro lado, señalaré que una autonomía de la Región Leonesa supondría optar a más ayudas europeas, ya que nuestra renta per cápita es 4.000 €/año más baja que la de Castilla (la diferencia entre las dos regiones ha aumentado más de un 70% en las dos últimas décadas) y eso nos posibilitaría optar a más fondos de la UE. En este sentido, en Cortes se llegó a debatir hace unos años la posibilidad de crear una entidad estadística NUTS-2 para la Región Leonesa, iniciativa de UPL que fue rechazada por PP y PSOE, y que ha acarreado la pérdida de más de 1.000 millones de euros a repartir entre Salamanca, Zamora y León en cada uno de los dos periodos de fondos de cohesión habidos desde entonces. En cuanto a recursos, cabe destacar que el 85% del agua embalsada y de los yacimientos minerales de la autonomía se hallan en las tres provincias de la Región Leonesa, que a su vez es el territorio junto a Extremadura que más electricidad por habitante produce, aunque paradójicamente, desde que existe Castilla y León, más del 80% de los habitantes perdidos por la autonomía se concentran en León, Salamanca y Zamora, que a su vez somos las provincias que más nos hemos envejecido, donde más se ha reducido la tasa de actividad, y a su vez, la Región Leonesa somos el territorio de España con más emigrados, siendo la única región donde los que están fuera de la misma suponen en proporción más del 60% de los que permanecen en ella.

Creo que estos datos muestran que no podemos seguir así, y el proyecto alternativo autonómico que ofrecemos pretende precisamente reconducir estos datos hacia un futuro más positivo y esperanzador. Por último, he de aclarar que desde UPL no queremos ningún centralismo en la autonomía de la Región Leonesa, y queremos que las sedes de la misma se hallen repartidas equitativamente entre Salamanca, Zamora y León, de forma que todos nos beneficiemos de la autonomía.