• Home
  • UPL pide a la Junta que corrija la discriminación de la Región Leonesa en el proceso de vacunación

UPL pide a la Junta que corrija la discriminación de la Región Leonesa en el proceso de vacunación

Desde Unión del Pueblo Leonés (UPL) queremos trasladar nuestro malestar ante el desarrollo del proceso de vacunación en la comunidad autónoma de Castilla y León, ya que a tenor de los propios datos oficiales publicados por la Junta, se está desarrollando de forma desigual entre la Región Leonesa y Castilla, habiendo notables diferencias entre las provincias de Salamanca, Zamora y León respecto a las provincias castellanas de la comunidad autónoma.

Por ello, desde UPL instamos a la Junta, como responsable de las competencias en Sanidad y, por tanto, del proceso de vacunación, a que trate por igual a toda la comunidad autónoma, y haga un esfuerzo por equiparar a Salamanca, Zamora y León a la media autonómica en proporción de vacunas suministradas, pues el desfase que se está dando entre la Región Leonesa y Castilla en este aspecto es absolutamente denigrante e inadmisible.

Un desfase que, según los datos oficiales a fecha 1 de abril de 2021, se concreta en que los mayores de 89 años con vacunación completa, se sitúan en la Región Leonesa por debajo del 75% tanto en hombres como en mujeres, cuando en provincias como Valladolid, Soria, Ávila o Palencia han sido vacunados más del 85% de las personas de dicha franja de edad, con un pico del 96% en hombres en Valladolid (frente al 59% de Zamora, el 62% de León y el 72% de Salamanca), y un 94% en mujeres en Palencia (frente al 64% de Zamora, el 65% de León y el 75% de Salamanca).

Y es que, el nivel de vacunación con ciclo completo en hombres mayores de 89 años en las provincias castellanas varía entre el 79% de Burgos y el 96% de Valladolid, mientras en las provincias leonesas se sitúan muy por debajo, con los datos oscilando entre el 59% de Zamora y el 72% de Salamanca. Y otro tanto se puede decir en mujeres, oscilando los datos de las provincias de Castilla entre el 80% y el 94%, cuando en las leonesas se sitúan por debajo del 75%.

Asimismo, para el segundo grupo de edad más vulnerable, el de los que poseen entre 80 y 89 años, la vacunación también está siendo más lenta en la Región Leonesa, ya que el porcentaje de vacunación de ciclo completo en personas de 80 a 89 años se sitúa en Zamora, León y Salamanca por debajo del 30%, cuando en provincias como Segovia superan el 75% y en Soria se sitúan en el 89%.

En este aspecto, desde UPL lamentamos que mientras en la Región Leonesa la vacunación completa entre 80 y 89 años se sitúa en torno al 25%, en Castilla alcanza el 50%, y tenemos a provincias como Salamanca y León, donde los hombres de dicha edad vacunados no llegan al 20%, frente al 89% de Soria o el 76% de Segovia.

De este modo, desde Unión del Pueblo Leonés consideramos inadmisibles estas diferencias entre las provincias leonesas y las castellanas y recordamos a la Junta que el maltrato a la Región Leonesa en la gestión de esta pandemia está siendo recurrente, pues ya vimos en la primera ola cómo se daban unas diferencias abismales entre León y Castilla en el número de pruebas PCR realizadas, llegando a sumar entre Salamanca, Zamora y León en conjunto menos que la provincia de Valladolid sola, vimos cómo se repetía esa desigualdad de trato en la ampliación de camas UCI entre los hospitales de la Región Leonesa y los de Castilla, se repitió la discriminación en cuanto al pírrico número de rastreadores designados a Salamanca inicialmente (posteriormente corregido tras la queja de UPL en Cortes), y ahora volvemos a ver esa discriminación entre las provincias leonesas y las castellanas en el proceso de vacunación.

Por todo ello, los leonesistas declaramos estar hartos de la incapacidad de esta comunidad autónoma para poder dar un trato igualitario a la Región Leonesa respecto a Castilla, dado que este tipo de diferencias simplemente no deberían darse estando en una misma autonomía, ni mucho menos repetirse con las mismas provincias siempre en la parte de las perjudicadas.

Y es que, si a todo ello le sumamos que desde la creación de esta autonomía birregional las diferencias entre León y Castilla en renta per cápita, tasa de actividad, envejecimiento o despoblación no han hecho sino aumentar, que no se crean incentivos específicos para la Región Leonesa (cuando para Soria sí hay, por ejemplo, un Plan especial de Desarrollo impulsado por la Junta desde 2017) y que para colmo se perjudica a las provincias leonesas en cuestiones como la vacunación contra la covid, o previamente en los test PCR, los rastreadores asignados o las camas UCI, sinceramente no sabemos cuál es la alternativa que nos ofrece la Junta de Castilla y León para que no valoremos como una opción más positiva para Salamanca, Zamora y León una autonomía propia de la Región Leonesa, en la que podamos gestionar nuestros recursos, con las instituciones repartidas entre nuestras tres provincias.

En todo caso, solicitamos a la Junta un mayor impulso a la lucha contra el coronavirus en la Región Leonesa, instándole a que se pongan las pilas en Salamanca, Zamora y León en lo que más urge y es más necesario, que es agilizar la vacunación para poder dejar atrás una pandemia que nos está machacando como sociedad, con miles de fallecidos, y que además está dejando a miles de personas sin margen de maniobra en lo económico.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Más información en    Política de cookies
Privacidad