• Home
  • UPL rechaza los planes de la Junta para la sanidad rural

UPL rechaza los planes de la Junta para la sanidad rural

4 diciembre, 2019 UPL-Salamanca 0 Comments

Ante las informaciones salidas a la luz estos días, que evidencian la posibilidad de que la nueva reforma sanitaria, planteada por la Junta de Castilla y León, pueda desembocar en el cierre de 178 consultorios médicos en la provincia de Salamanca, desde Unión del Pueblo Leonés (UPL) se quiere hacer público nuestro rotundo rechazo a la propuesta de reordenación de la sanidad rural planteada por la Junta.

En este sentido, el procurador leonesista en las Cortes autonómicas, Luis Mariano Santos, ha querido manifestar que UPL está “en contra de cualquier recorte de servicios y cualquier minoración de servicios tan importantes como la sanidad en nuestro medio rural”, habiendo transmitido asimismo el “enfado” de nuestra formación, apuntando que “no blanquearemos las medidas de Ciudadanos y el PP contra la sanidad de nuestro medio rural”.

Y es que, desde Unión del Pueblo Leonés recordamos al ejecutivo autonómico que la sanidad es un derecho de todos los ciudadanos reconocido en el artículo 43 de la Constitución, en el que se señala la obligación de los poderes públicos de prestar los servicios necesarios para asegurar el derecho a la protección de la salud, sin que quepa discriminación para quienes viven en el medio rural.

Por otro lado, los leonesistas queremos denunciar la falta de consenso por parte de la Junta para plantear su nuevo modelo sanitario, que consideramos un “trágala” tanto a los partidos de la oposición en Cortes, como a los sindicatos y profesionales sanitarios, y a la propia sociedad rural en sí, ya que consideramos que no se nos ha escuchado a nadie fuera del gobierno juntero.

En este caso, desde Unión del Pueblo Leonés (UPL) rechazamos tanto el proyecto piloto planteado por la Junta de dejar a los consultorios rurales sin médicos, sustituidos por atención telefónica desde un ‘centro de referencia’, como el plan puesto encima de la mesa por el ejecutivo de Mañueco de que los consultorios rurales no se abran si no hay una cita previa solicitada.

Esto supone que pretenden dejar a nuestros pueblos sin médicos, lo que consideramos un ataque directo a las comarcas de la Región Leonesa. Y es que la agonía y muerte de nuestros pueblos parece que estuviese programada por parte de la Junta, a la que recordamos el cierre que planteó y llevó a cabo durante varios meses hace unos años de las urgencias nocturnas en Las Arribes, o la supresión de la plaza médica de Brincones.

Por todo ello, desde UPL señalamos a la Junta que su obligación es la de asegurar y reforzar los servicios básicos en las zonas rurales, que son un derecho, y no eliminarlos, más aún si queremos realmente luchar contra la grave despoblación que sufren nuestras comarcas.